Viajar es un arte

Redes Sociales

Viajar es un arte

shutterstock_214023157

Viajar es un arte, y todos somos artistas en potencia!

Viajar siempre es un reto, y cada vez que viajamos, nos enfrentamos a nuevos lugares, paisajes, aromas, colores, costumbres y a personas diferentes. Esa situación de lo nuevo, nos ayuda a estar mas atentos, abiertos, y a conocernos mejor. Nos exponemos a esa adrenalina de lo desconocido, del descubrimiento, de la incertidumbre. Todos los sentidos están encendidos, alertas, ávidos por absorber todo eso que se nos presenta frente a nosotros. Al volver de cada viaje siempre llegamos con la sensación de haber recargado la mente y el espíritu. Nos sentimos renovados, distintos.. shutterstock_153204875

Varios autores tratan en primer lugar de explicarnos por qué viajamos. Cuáles son las sensaciones que encontramos en el camino, cuáles las satisfacciones y cuáles las desilusiones, dónde está el placer y dónde la miseria. Meditaciones filosóficas que nos ayudan a entender la razón por la cual algunos viajes en los que depositamos todas nuestras esperanzas se saldaron con un estrepitoso fracaso. Y todo sin perder el humor, utilizando la ironía y la acidez ni las reflexiones de escritores, pensadores y artistas como Gustave Flaubert o Edward Hopper, entre otros.

El arte de viajar” de Alain de Botton, es un libro interesante para amantes de los viajes. Nos regala una visión particular de la experiencia de viajar.

Segun la filosófica de Alain de Botton, viajar precisa de un adiestramiento propio del que pretende embarcarse en cualquier otra actividad artística o intelectual. Porque viajar puede ser algo muy serio y trascendente, y no una mera huida de la rutina diaria donde apenas importa el destino siempre que éste sea lejano. Para ello, Botton recomienda, en primer lugar, prescindir de las guías de viajes sobre los lugares que vamos a visitar. A su modo de ver, las guías de viaje nos impiden que nuestra curiosidad, la verdadera brújula que debe encaminar nuestros pasos, aflore y enriquezca la experiencia con encuentros fortuitos. Porque, aunque parezca increíble para muchos, la Torre Eiffel no tiene por qué ser lo que un turista de París necesite visitar para regresar a casa satisfecho. La mayoría de viajes guiados por los lugares comunes suelen defraudar al viajero. El verdadero viaje debe alimentarse previamente con lecturas y experiencias personales.

viaje

Viajar es un arte. Hay que saber escoger muy bien el tiempo y su clima para viajar, el vestuario apropiado, hacer un presupuesto y algo suprema mente importante es con quién vamos a viajar. Un viaje, así sea de tres días debe ser un placer y no un dolor de cabeza. De un viaje se debe llegar feliz y suspirando recuerdos, no cansado, aburrido y quejándose.

Hay lugares a los que te asomas y la piel se pone de gallina. Quién no ha soñado alguna vez con ver a los tigres, leones, jirafas, cebras en su hábitat natural, a su libre albedrío rodeados de una naturaleza explosiva y única. Kenia, Tanzania, el Serengueti son lugares mágicos donde poder deleitarse con la vida salvaje de estos animales en libertad.

Un viaje de este tipo es una aventura asegurada memorable y llena de anécdotas para atesorar…

Viajar a algún lugar remoto muy lejano, desconocido… ese rincón del mundo… al otro lado del Ecuador tal vez …  en el otro hemisferio, cerca de los polos o al que llegarás después de atravesar varios husos horarios.

Por suerte nuestro planeta todavía   está repleto de lugares paradisíacos, naturales de aguas cristalinas y turquesas donde se hace realidad la típica estampa que parece que sólo existe en las revistas de viajes.

¿Por qué viajamos? Una de las tendencias del ser humano es la exploración, nacemos con ese impulso que nos lleva a explorar, a descubrir cosas nuevas con nuestros sentidos, a conocer lo desconocido. Hay personas que llegado un momento optan por pararse donde están, pero hay otras que la curiosidad los lleva a conocer otros lugares, otras culturas, otras realidades. De niños ese impulso vital permite que nos construyamos como seres, pero de mayores nos sirve para ampliar esa mente que ya tenemos construida. Cuando abrimos la mente, somos capaces de entender y respetar otros puntos de vista, comprender otras formas de hacer y pensar, de entender la vida. Tenemos la capacidad de ver que hay un abanico más amplio de posibilidades, mas allá de nuestro entorno cotidiano, porque no juzgamos lo ajeno en base a lo conocido. Viajar te hace ser más empático y te enriquece en todos los sentidos.

1475774-n

Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina. Es mortal.»

Déjanos ser cómplices de tu próximo sueño! Contactate con nosotros!

Te ayudamos a diseñar tu próxima aventura!

info@kinestravel.com.ar

This entry was posted in General. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *